Swap Family el primer intercambio

¡El primer intercambio de idiomas entre familias de Swap Family!

Swap Family es una realidad. El primer intercambio de idiomas de Swap Family; una experiencia única e irrepetible

Sabemos que muchas familias estáis esperando poder encontrar otras familias que como vosotros quieren hacer un intercambio de idiomas. Hoy, os podemos explicar que Swap Family ya ha generado la primera experiencia entre familias.

Una experiencia muy gratificante y enriquecedora para ambas partes.

Greta F. Fischer* es nuestra swapy inglesa de origen austríaco. Una mujer de 80 años encantadora, con un gran sentido del humor y con inquietud por aprender idiomas. Habla alemán, inglés, francés y quiere mejorar su español.  

Los Sánchez* son nuestros swapies de Barcelona, un matrimonio con 3 hijas (la mayor de 9 años y mellizas de 7 años). Una familia abierta, tolerante y con ansias por conocer otras culturas. Hablan español, catalán, inglés y francés.

A esta experiencia se sumó la yaya de la familia Sánchez, Marta*, una mujer de 75 años, muy positiva, con mucha energía y enamorada de Barcelona. Habla español y catalán. Durante su juventud estudió alemán y recientemente ha emprendido el estudio de este idioma.

Al inicio, Greta quería viajar a España para apuntarse a un curso con alojamiento como ya había hecho en otras ocasiones, pero al planteársele la oportunidad de convivir con una familia de Barcelona, decidió probar la experiencia. 

Ambas familias empezaron a intercambiar emails, primero de presentación, luego exponiendo qué esperaban de esta experiencia y tratando temas que para ambas partes eran importantes.

“Parte del éxito ha sido que no ha habido malos entendidos. Todo estaba claro desde un inicio porque expusimos los temas que nos preocupaban tanto a nosotros como a Greta. A Greta, por ejemplo, le preocupaba que, luego, nosotros quisiéramos ir a su casa, cosa que aclaramos que no haríamos” Familia Sánchez.

“Desde un inicio, Greta quiso pagar los transportes al aeropuerto e invitarnos a cenar el último día. El resto de días cenábamos todos juntos en casa y asumíamos el gasto. Donde caben 5 caben 6 o 7” Familia Sánchez.

Tras conversaciones, acordaron que la experiencia duraría una semana y por motivos personales, la familia Sánchez buscó un hotel muy próximo a su casa donde Greta se alojó. 

Una de las ventajas que ofrece Swap Family es la total flexibilidad, con la que puedes organizar tus propios intercambios de idiomas. La clave está en hablar con la otra familia y compartir cómo queréis que sea vuestro intercambio. Cada intercambio puede ser diferente y lo más importante, podéis hacerlo a vuestra medida.

También planificaron la semana que iban a estar juntos, visitas que Greta podía hacer por las mañanas (sacaron entradas con antelación), actividades que podían hacer juntos por las tardes (visita al Parc Güell), etc.

Greta, además de estar inmersa en el día a día de la familia Sánchez, también participó en las actividades familiares y sociales, incluso asistiendo al colegio de las niñas.

“La estancia de Greta coincidió con el fin de curso de nuestras hijas, por lo que también pudo venir al festival de gimnasia artística de una de ellas. Antes del festival estuvimos con otros padres tomando café y charlando, fue una tarde muy agradable” Familia Sánchez.

Una verdadera “casa” de Babel

Durante el día Greta y Marta visitaban Barcelona (el Hospital de Sant Pau, la Sagrada Familia, el Palau de la Música, el barrio Gótico, etc). Greta practicaba español con Marta y cuando se cansaban pasaban al alemán.

Por las tardes más español y juegos con las hijas de los Sánchez. Juegos de vocabulario español-inglés, que daban pie a explicar tradiciones y diferencias culturales. Cenas en las que los platos y los ingredientes formaban parte de las conversaciones. También hubo tiempo para conversaciones más personales, anécdotas y revivir recuerdos. 

Tanto para Greta como para los Sánchez, ha sido una experiencia muy positiva y enriquecedora. Cuando preguntamos a las peques de la casa, cómo se lo pasaron durante esos días, la hija mayor de 9 años nos dice:

“Ha sido una experiencia nueva, hemos estado con una persona de otro país, nunca había venido un inglés a mi casa”, “disfruté porque Greta era muy maja, se reía mucho y descubrí nuevas palabras en inglés que antes no conocía, como ‘pepper’” “fue divertido, fue como una aventura nueva” Familia Sánchez (hija de 9 años).

Se ha establecido una amistad entre estas dos familias, la comunicación entre ellas se mantiene y el intercambio de idiomas sigue vivo a través del correo electrónico.

Para Marta ha sido una experiencia alentadora. Está deseando encontrar una familia alemana con la que pasar unos días. Le haría ilusión visitar lugares emblemáticos y envolverse de la cultura y tradición germana. 

Los Sánchez están abiertos a viajar a algún país de habla inglesa o repetir la convivencia con otra familia que quiera ir a Barcelona. 

Greta está planificando su vuelta a Barcelona el próximo año.

Si queréis vivir una experiencia como la que os hemos contado, podéis hacerlo con Swap Family, la red internacional de familias con la que podrás organizar tu propio intercambio de idiomas.

*Los nombres de las familias utilizados en este post no son reales por petición expresa de las familias protagonistas del intercambio.

No Comments

Leave a Reply