abuelo y nieto paseando por la playa

El intercambio de idiomas ya no es sólo cosa de niños…

¡Todos los miembros de la familia pueden hacer un intercambio de idiomas!

Hijos, hijas, padres, madres, abuelos, abuelas, tíos, tías… todos podéis estudiar en el extranjero haciendo un intercambio de idiomas.

Tradicionalmente los cursos de idiomas en el extranjero estaban diseñados para adolescentes y jóvenes que, aprovechando las vacaciones escolares, con otros compañeros disfrutaban de unos días en el extranjero.

Si hasta ahora la motivación residía en los padres, quienes, pensando en el futuro profesional de sus hijos, planificaban estas estancias, el escenario actual ha cambiado.

Actualmente mejorar y aprender un idioma no es sólo cosa de jóvenes y adolescentes. Cualquier edad y etapa es buena para aprender un idioma. 

Cada vez hay más padres y madres que desean mejorar, perfeccionar o aprender un idioma nuevo. Los motivos son varios pero, en cualquier caso, muchos sienten que el día a día no les permite disponer del tiempo suficiente para dedicarle la atención que desearían.

Se buscan vías alternativas y complementarias, que, sin tener la sensación de estar dedicando grandes esfuerzos, permitan mejorar la asimilación de una lengua y de forma lúdica. ¿Quién no ha recurrido a series en VO, utilizado apps tipo DuolingoBabbelBusuu, clases online, o participado en encuentros o charlas en cafeterías?

Y cuando seguimos hablando con los distintos miembros de una familia, vemos que la inquietud por aprender un idioma no reside únicamente en pequeños y padres o madres, muchos abuelos muestran también interés. 

Los Seniors, los abuelos y las abuelas, también muestran interés por realizar un intercambio de idiomas y conocer otras culturas.

Estamos ante una nueva generación de Seniors, activos tanto social como culturalmente, con una muy buena calidad de vida. A los Seniors   les gusta viajar, disfrutar de sus aficiones y cultivarse intelectualmente. Quieren ejercer de abuelos, pero también son recelosos con sus vidas. Muchos de ellos, aprovechan su nueva situación para reemprender el estudio o práctica de un idioma estudiado durante la juventud. Otros se atreven a conocer otras lenguas que por falta de tiempo nunca habían podido estudiar.

También tenemos a los tíos y las tías, jóvenes, solteros que por diversas razones no tienen hijos, pero disfrutan estando con sus sobrinos. Hablamos de los tíos y tías que disfrutan ejerciendo de tíos y tías, los que se llevan a sus sobrinos al cine, les hacen de canguro, con los que hacen cosas que con los padres no están permitidas… Tíos y tías aventureros, viajados, lo tienen todo a su alcance… saben de la importancia de aprender idiomas, entienden que es una forma de comunicación básica y siempre están abiertos a seguir aprendiendo y mejorando una lengua.

Para todos vosotros llega Swap Family, una comunidad donde todos podréis organizar vuestro propio intercambio de idiomas en familia y con otras familias. 

Tanto padres, madres, tíos, tías, abuelos, abuelas, hijos, hijas, sobrinos, sobrinas pueden formar parte de nuestra comunidad y convertirse en un Swappy!

Es tan fácil como acceder a Swap Family, registrarse, completar el perfil de familia y a partir de ahí proponer a otras familias la idea y planteamiento de intercambio.

Las posibilidades para aprender idiomas con Swap Family son muy amplias. Cualquier miembro de una familia puede hacer el Swap; una abuela sola o con su nieta, un tío con su sobrina, un hijo, un padre y su hijo… 

Con Swap Family, todos podéis disfrutar de una aventura lingüística en familia y con otra familia. El entorno de confianza permite asimilar una lengua de forma natural, a través de rutinas e interacciones con los otros miembros de la familia. La inmersión lingüística total está asegurada. Ya podéis organizar vuestro propio intercambio de idiomas en familia en el extranjero.

El intercambio de idiomas ya no es sólo cosa de niños… ¡Todos los miembros de una familia pueden hacer el Swap!

No Comments

Leave a Reply