Tarjeta Sanitaria Europea

Consejos para estudiantes de intercambio: la importancia de la Tarjeta Sanitaria

Compartimos algunos consejos con los estudiantes de intercambio y las familias que queréis hacer un intercambio de idiomas. No dejéis la asistencia médica para el último momento.

Ya os habéis puesto en contacto con una familia. Habéis hablado, comentado el intercambio que queréis hacer, los días que vais a estar juntos, los planes que tenéis,… lo tenéis prácticamente todo cerrado. Seguro que la experiencia va a ir muy bien, pero para que sea realmente así, tenéis que prever los posibles contratiempos que pueden surgir. Por esto, hoy damos algunos consejos a los estudiantes.

Queremos dar algunos consejos a los estudiantes de intercambio y a sus familias, por eso vamos a empezar por la cobertura médica

Nadie quiere ponerse enfermo, pero estas cosas suceden y, sino que se lo cuenten a nuestra querida swapy Greta.

Como ya os explicamos en algún post anterior, Greta ha sido nuestra primera swapy. Una mujer inglesa de origen austríaco de 80 años, que estuvo conviviendo con los Sánchez, un matrimonio con 3 hijas de Barcelona. En la experiencia también participó Marta, la yaya de la familia Sánchez.

Greta y los Sánchez habían planificado una semana repleta de actividades, pero desafortunadamente Greta se puso enferma. Empezó a encontrarse mal, se resfrió y a pesar de querer participar en todas aquellas actividades que habían organizado, su cuerpo no se lo permitía.

Greta, que es una mujer que acumula mucha experiencia y que, además, es muy organizada, llevaba consigo la tarjeta de su seguro médico privado y el teléfono de contacto. Llamó a la compañía y le dijeron que podía acudir a cualquier hospital privado. También le comentaron que después le reembolsarían el dinero por la atención recibida y por las posibles pruebas diagnósticas que le hicieran.

Y así lo hizo. Marta acompañó a Greta al hospital y ahí le atendieron. Al principio surgieron algunos problemas idiomáticos, pero rápidamente se resolvieron. La buena disposición de Greta, la implicación de Marta y la profesionalidad de los médicos hicieron que la comunicación fuera fácil y fluida.

Afortunadamente, al cabo de un par de días, Greta se recuperó y pudo seguir con la agenda prevista. 

Si bien sufrir una experiencia de este tipo nunca es deseable, también permite conocer la idiosincrasia de un país desde otro punto de vista. Greta, muy a su pesar, ha podido conocer el sistema sanitario de Catalunya. También ha conocido el procedimiento de su compañía médica que, según comenta, ha respondido satisfactoriamente.

Un consejo para estudiantes de idiomas y sus familias: es importante conocer las particularidades del seguro médico.

Es importante que antes de emprender cualquier el viaje consultéis vuestra cobertura sanitaria y tengáis a mano toda la información. En caso de necesitarla agradeceréis poder recurrir a estos datos de forma rápida y segura. 

Podemos tener un seguro médico privado o bien solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. Esta tarjeta es gratuita y permite acceder a la atención sanitaria pública durante la estancia temporal. Tiene cobertura en cualquiera de los 28 estados miembros de la UE (además de Islandia, Liechestein, Noruega y Suiza). Esta atención sanitaria se produce en las mismas condiciones y al mismo coste que las personas que están aseguradas en ese país.

Es una acreditación personal e intransferible. Todos los miembros de la familia deben poseer su propia tarjeta si es que están viajando a un país de la UE.

¿Sabéis cómo podéis obtener la Tarjeta Sanitaria Europea?

Las oficinas de la seguridad social de cada país emiten esta tarjeta. Os recomendamos que consultéis la web de la Comunidad Europea y os informéis según vuestro país.

La asistencia sanitaria puede parecer un tema burocrático secundario. Pero conocer vuestra situación al respecto y proceder a solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea o contratar un seguro médico privado es algo que, en caso de necesitarlo, os puede ser de gran ayuda.

Es importante disponer de toda esta información (teléfonos de contacto, cobertura del seguro, etc). De esta forma sabréis dónde dirigiros y estar más seguros en caso de necesitarlo.

Os recordamos que en caso de emergencia, si estáis en cualquier lugar de la UE, podéis poneros en contacto con los servicios de urgencias. Podéis llamar gratuitamente al 112.

En definitiva, nuestro consejo para los estudiantes de intercambios lingüísticos y sus familias es que reviséis vuestro seguro médico o Tarjeta Sanitaria Europea. Suele demorar unos días.

Si queréis vivir una experiencia de intercambio lingüístico, podéis entrar en Swap Family, conocer otras familias y organizarlo a vuestra medida. ¡Os esperamos!

No Comments

Leave a Reply